¡Creo que no voy a aguantar más! ¡No puedo seguir así! ¡Cómo no lo he pensado antes!

Estos pensamientos pueden cruzar tu mente el dia de tu boda. Te preguntarás por qué teniendo dónde elegir hiciste esa elección. Es uno de los momentos más incómodos de tu vida.

Pero ¡alto, alto!. Antes de que se me confunda y creas que estoy hablando , por ejemplo, de la elección de tu novio déjame que te aclare que no, por Dios.

Me refiero a esos zapatos que por muy bonitos que sean pueden suponerte un gran problema en tu gran dia si no has tomado unas precauciones.

No olvides amoldar los zapatos.Es conveniente andar por casa no solo un par de dias antes. Puedes utilizar un spary para ensanchar los zapatos como éste que te muestro.

 Otros accesorios recomendables para garantizar la comodidad del calzado son las almohadillas para los talones

Y las que evitan que se deslice el pie

Otro truco que suena estrafalario y que no es precisamente cómodo es ponerte los zapatos con unos calcetines gruesos y aplicar calor con un secador de mano.Repite el proceso hasta que los zapatos hayan ensanchado o te hayan tenido que llevar a urgencias por un desmayo.

Cuando estén ajustados dales betún para que el cuero recupere la humedad.

Una muy buena idea es llevar en todo caso unos zapatos de recambio para el caso de que te produzcan dolor. Lo ideal es adquirir unos que en caso de no tener que utilizarlos como sustituos de emergencia puedan servirte posteriormente. Atrévete con unos que tengan un color que resulte apropiado para tu vestido en caso de que tengas que utilizarlos.

Lo principal de todas formas es que los zapatos vayan con tu estilo. Después de tantos años me he dado cuenta de que hay tantos tipos de zapatos para novias como tipos de novias: modernas, clásicas, atrevidas, conservadoras, divertidas, etc…

 

Llamar
photographer in malaga marbella